viernes, 12 de enero de 2018

El J. Cruz


La primera vez que fui al J. Cruz lo hice con una amiga que me invitó a comer una chorrillana.  El menú del tradicional local porteño era simple: Sólo tenían chorrillanas para dos o para tres personas. Pedimos una para dos y esperamos comiendo un pan con salsa de ají y dos botellas pequeñas de cerveza.



Restaurante J. Cruz

Restaurante J. Cruz

Restaurante J. Cruz

Mientras conversábamos disfruté observando la gran cantidad de repisas con objetos exóticos que adornaban las paredes, las fotos de carné adheridas por todos lados y los manteles de plástico llenos de recuerdos. Alrededor nuestro algunas parejas y varias familias porteñas disfrutaban de sus chorrillanas.

Cuando llegó el plato grande lleno de papas fritas cubiertas por cebolla, carne picada y huevo fui feliz. Tomamos nuestros tenedores y comenzamos a comer. Debo reconocer que la cerveza pequeña se me hizo poco, pero la chorrillana la encontré deliciosa y contundente.

En aquella época, alrededor del 2001, con suerte tenía dinero como para arrendar una pieza y comprar comida para el mes, por lo que este fue uno de los primeros restaurantes que visité como cliente.

Restaurante J. Cruz #Valparaíso

Terremoto en el J. Cruz #Valparaíso

Club Social J. Cruz

Tiempo después regresaría con compañeros de trabajo, familia y amigos.  Lo que más me agrada del J. Cruz es la posibilidad de compartir, comer algo contundente y sabroso, distraer la vista con la colección de objetos exóticos y disfrutar de la música de los cantores populares. Todo esto en compañía de porteños y turistas ocasionales que van y vienen.

Del 2001 a la fecha, creo que lo único que ha cambiado es que ahora también sirven terremotos y agregaron potes con ketchup y mostaza. El resto sigue igual y eso es parte de su encanto.

El J. Cruz se ubica en Condell 1466, al final de un pasaje angosto y funciona de las 12 del día a las 2 de la madrugada. También cuenta con una sucursal en Freire 621.

Año Nuevo en Valparaíso junto a ACBV (Fotos de Fernanda Picón)
Hernán Castro Dávila
12 de enero del 2018
Valparaíso, Chile

Apuntes y Viajes
Instagram
Twitter
Facebook
Tumblr

Hernán Castro Dávila
Instagram
Twitter
Flickr
Tumblr
Google +
Pinterest