miércoles, 9 de mayo de 2012

Humedal de Salinas Chicas

Laguna en Humedal Salinas Chicas 2
Sosa   Guaicurú  Pata de Guanaco  Humedal Salinas Chicas  Humedal Salinas Chicas   Cáctus en Salinas Chicas

Cerca de Tongoy hay varios humedales. El sábado santo, luego de trotar por Playa Socos y desayunar en el hotel, partimos en busca de alguno.

Con el vehículo bordeamos la Playa Grande, hasta que llegamos al Humedal de Salinas Chicas. El espectáculo natural sorprende por la belleza y la armonía de un pequeño ecosistema autosustentable en medio de la arena, a un costado del Océano Pacífico. En los humedales el agua dulce emerge desde las capaz subterráneas, permitiendo la vida de gran variedad de plantas y hierbas, las que a su vez sirven de alimento para peces, aves y roedores que habitan el entorno.

La naturaleza deslumbra en colores y formas. Las taguas nadan sobre el agua calma y desde el borde se puede observar un cardumen de pequeños peces que pasea al interior del estanque, efectuando saltos esporádicos sobre la superficie.

Se agradecen las estaciones con bancas para sentarse a contemplar el paisaje, carteles explicativos de la flora y fauna del humedal, así como la existencia de senderos que facilitan la visita.

Más sobre Tongoy: Caleta, Playa Socos, La Península y el Mirador.

Texto y fotografías: Hernán Castro Dávila.