viernes, 1 de junio de 2018

Regulación de edificaciones en altura: Un gran paso para Valparaíso



Valparaíso es una ciudad única a nivel mundial. La forma de sus 44 cerros mirando a la bahía, la particularidad de su arquitectura fruto de la migración de diversas nacionalidades, la vida cosmopolita producto de la actividad portuaria, universitaria y turística, y el carácter especial de sus habitantes lo hacen un lugar inigualable.




Valparaíso visto desde La Sebastiana

Cada vez que me acompañan extranjeros por los callejones de algún cerro, desde alguno de los miradores, arriba de un ascensor o en el caos del Plan, no dejo de ver la expresión de asombro en sus rostros. Esta ciudad encanta. Así también lo sintieron Neruda, Larraín y Caiozzi. No por nada Valparaíso es inspiración de poetas, fotógrafos y cineastas.

Por eso es que amo caminar por las calles del puerto y me resulta inevitable ir haciendo fotografías. Por eso también es que me resulta muy doloroso cada vez que sé de un nuevo incendio, terremoto, o hasta hace poco, anuncio de construcciones en altura.

Aburridos de la falta de planificación urbana, la corrupción y la desidia de las autoridades locales, los porteños y las porteñas votamos y elegimos un alcalde apartado del mundo político tradicional. Y aquella apuesta ya está rindiendo sus primeros frutos.

Al principio fue el congelamiento de las construcciones en altura y hoy lo es la presentación de un nuevo Plan Regulador para la ciudad, el que contempla máximos diferenciados de 7, 9 y 12 metros para las nuevas edificaciones.

Con esta medida Valparaíso gana el resguardo de la fisonomía arquitectónica de sus cerros, los que siguen expuestos a la fragilidad propia de su entorno, pero donde la especulación inmobiliaria ya no podrá entrar tan fácilmente.

En un país garante de la desregulación a favor de las grandes empresas, Valparaíso da un nuevo paso adelante para tratar de tomar el control de su desarrollo urbano, dando la posibilidad de crecer, pero sin que ese crecimiento borre de un plumazo barrios completos en aras de la especulación inmobiliaria.

Valparaíso #Chile
Hernán Castro Dávila
Valparaíso, Chile
1 de junio del 2018 

Apuntes y Viajes

Hernán Castro Dávila