sábado, 9 de marzo de 2013

El escritorio de Neruda

A través de Flickr:
"La biblioteca me reserva un olor profundo de invierno y postrimerías. Es entre todas las cosas la que más se impregnó de ausencia. / Este aroma de libros encerrados tiene algo mortal que se va derecho a las narices y a los vericuetos del alma porque es un olor a olvido, a recuerdo enterrado". (Pablo Neruda. El olor del regreso. 1952)